CÓMO AHORRAR EN EL SEGURO DE TU AUTO

seguro autoSigue diez consejos y la próxima vez que vayas a asegurar tu vehículo podrás hacerlo sin tener que desembolsar más dinero del necesario

Te sucede a ti, a tu vecino y a todo el que conduzca: hay que tener seguro de auto, por caro que se esté. Pero aunque parezca que no hay manera de evitar las primas cada vez más altas, muchos consumidores no saben que esos costos pueden variar cientos o hasta miles de dólares por año. Mira estas 10 estrategias básicas que pueden ayudarte a no pagar tanto por andar detrás del volante:

1. Habla con agentes de varias compañías de seguro para que obtengas los mejores precios, e inclusive, ponlos a competir en tu beneficio. Con tal de tenerte de cliente, algunas agencias pueden darte precios especiales. Recuérdales que si has estado antes asegurado con la póliza de otra persona, puedes tener derecho a un descuento considerable. Nunca aceptes la primera oferta, sino que considera tres por lo menos antes de comprar la póliza definitiva. Además, infórmate, pues ciertas circunstancias pueden reducir tu tarifa. Por ejemplo, las multas y accidentes por lo general desaparecen del historial a los 3 años. Es decir, que mientras más limpio sea tu récord, más baja tu prima.

2. Si estás apretado de dinero, selecciona la póliza que te ofrezca el mayor deducible. Esto reducirá tus pagos mensuales considerablemente, pues es en ese punto donde está el mayor costo.

3. Si tu auto es viejo y no crees que le puedas extender mucho más la vida, no le compres seguro de choque y destrucción del auto (en inglés, el famoso “collision”). Esta parte del seguro también hace aumentar bastante el precio de las primas.

4. Considera el tipo de vehículo que posees en el momento de comprarle el seguro. Por ejemplo, si tienes un auto de marca estadounidense de cuatro puertas y grande, tendrás un vehículo, por lo general, más firme ante los embates y menos caro para reparar, lo cual influye en el costo del seguro. Además, este tipo de autos resulta siempre menos atractivo para los ladrones (que prefieren los japoneses).

5. Coloca alarmas contra robos en tu auto; es un gasto menor que vale la pena, pues las compañías de seguros reducen los precios de la póliza de los autos con alarma.

6. Si en tu casa otros miembros de la familia tienen vehículos, asegúralos todos con la misma compañía. Tal vez te den una rebaja por eso; además, te facilita mucho más el papeleo familiar y nada más tienes que lidiar con un sólo agente.

7. Si tienes hijos adolescentes que ya conducen, asegúralos dentro de la misma póliza familiar tuya y de tu cónyuge. Esto reduce el precio de la póliza, ya que las compañías asumen que los jóvenes que conducen el auto de sus padres se encuentran con menos frecuencia en la carretera que los que tienen su propio vehículo.

8. Haz que tu hijo o hija adolescente termine un curso completo de instrucciones para conducir. Esto evitará más accidentes. Si nunca has tomado ninguno, asiste tú también a un curso de conducción defensiva.

9. Si la compañía de seguro automovilístico comprueba que compartes el auto con otras personas, por ejemplo, que vas al trabajo junto a otros compañeros en el mismo vehículo, esto te cualificara para rebajas especiales.

10. Si tienes una colisión menor, es decir, si le das un golpecito a alguien o si te lo dan a ti, trata de arreglar el asunto entre el otro conductor y tú. Recurrir al seguro probablemente te dé una ventaja temporal (en el sentido de que te cubren los gastos de reparación tuyos o de la otra persona), pero al cabo del tiempo te resultará negativo, pues te será más difícil conseguir un seguro… y, tal vez, el seguro que ya tienes trate de terminar tu póliza en la próxima renovación anual.

Si tu inglés no es el mejor, apréndete al menos la terminología de las pólizas. Busca en la web un sitio bilingüe que te ayude a evitar las confusiones cuando llenas el formulario. Sigues estos pasos y pide respuestas claras para todo lo que quieras saber o no entiendas-así podrás asegurarte de tener la mejor póliza a tu alcance.

Related Post

This entry was posted in Finanzas tu casa, Finanzas tu Credito, Finanzas tus Ahorros. Bookmark the permalink.

Deja un comentario