Cuidados al comprar carros usados

crazy_crash_25(1)

Los dilemas que enfrentan los recién llegados son varios: ¿auto nuevo o usado? ¿Adónde comprarlo para tener la garantía de que va a funcionar y que no costará una fortuna en arreglos? ¿Cómo comprar el carrito que tanto necesitamos? Todo dependerá de los recursos que traiga y del tipo de auto que desee. Pero la mayoría de los recién llegados opta por adquirir un vehículo de segunda mano. Y en muchos casos se tropiezan con inconvenientes que luego tienen un gran impacto en el bolsillo: el auto no tenía garantía y se dañó a la semana o a los pocos días.

“A la gente que llega a vivir a esta ciudad les recomiendo ante todo que compren un carro usado de cuatro o cinco años. La compra de uno nuevo requiere de financiamiento y es un paso posterior”, explica Carlos Vizzocco, dealer (vendedor) de autos usados en Miami.

Lo más importante a tenerse en cuenta es que cuando se compra un carro a un particular no hay garantía de por medio y una vez hecha la transacción no hay vuelta atrás. Hay que protegerse de los cara dura que dicen entregar un auto en perfectas condiciones cuando saben que no durará sino unas cuantas horas “vivo” rodando. Es imperativo hacerlo ver por un mecánico antes de proseguir.

Vale la pena tener en cuenta los consejos de Vizzocco al adquirir un carro usado, ya que una compra acertada puede ser el preámbulo de una estadía sin dolores de cabeza:

– Un carro usado actualmente tiene un precio en el mercado de entre $2.500 y $18.000. Tiene que estar en buenas condiciones y que le funcione el aire acondicionado (aunque pueden conseguirse desde $500, generalmente las condiciones de éstos no son de fiar y hay que tener en cuenta que cuando se compra un auto usado es muy probable que necesite algún arreglo).

– Tienen que revisar el millaje del auto. El promedio por año es de 15.000 millas y lo que recomiendo es un carro que no tenga más de 100.000 millas, de lo contrario está demasiado usado y tiene mayor riesgo de romperse constantemente.

– Si es automático tienen que revisar la transmisión, que pasen todos los cambios sin problemas.

- Los frenos deben estar funcionando correctamente.

– Que la gente mire el nivel de aceite y que abran la tapa del radiador para comprobar que el agua esté limpia.

– Tienen que mirar el estado de las cubiertas.

– Deben revisar el auto cuidadosamente para ver si tiene señales de haber sido maltratado o de no haber recibido mantenimiento.

– Es conveniente manejar el auto antes de decidir comprarlo. Manejarlo sin calentar y caliente, a velocidades de carretera y de ciudad. 

- Es bueno que antes de comprarlo lo revise un mecánico de confianza. 

– Una vez que lo compran hay que hacerle los servicios de mantenimiento que requiere el carro: cada 2.500 millas cambiarle el aceite, revisarle el agua, controlar las libras de las gomas (cauchos, neumáticos) y cambiarle las bujías y los cables.

– Algunos compradores tienen la posibilidad de ir con un dealer (un concesionario) a una subasta donde se venden coches usados a buen precio (sólo se entra con licencia de vendedor). No lo recomiendo: el carro no se puede probar ni revisar y aunque muchas veces se ven muy bien por fuera, si la persona no es experta puede estar tirando el dinero al comprar allí.

Para información de precios de autos conéctese a: www.kbb.com (en inglés). Pero lo más importante: asegúrese de que el auto que compre tenga garantía al menos de seis meses. La mayoría de los autos de uso que salen de concesionarios sin garantía se dañan seriamente entre la primera semana y el tercer mes de rodarlos.Típicamente dejan de funcionar la transmisión, el aire acondicionado, el arranque y la bomba de la gasolina, así que cerciórese de que todo esté en buen estado y la mejor forma de hacerlo es llevando a un mecánico de confianza, a quien generalmente se le pagan entre $50 y $150 por este servicio, pero puede ahorrarle miles. Los autos comprados sin garantía son la peor transacción que hacen recién llegados y gente que ya tiene tiempo en Florida, porque el dinero no se devuelve y en la mayoría de los casos no le arreglan lo que se haya dañado. Estén advertidos.

Related Post

This entry was posted in Finanzas tus Ahorros. Bookmark the permalink.

Deja un comentario