escoger un buen hotel?

hoteles-de-lujo-fachadaMuchas veces lo tomamos a la ligera, otras tantas el presupuesto está por encima de ellos, pero un buen hotel, puede marcar la diferencia, haciendo de un viaje la experiencia más placentera de tu vida o un verdadero desastre.

Comencemos por los más básico, “Un buen hotel” no necesariamente es el más costoso o el que más estrellas tenga. ¿Como saberlo?, aquí los puntos a mi criterio deben considerar:

Comodidad

Un hotel necesariamente tiene que ser cómodo. Por placenteros o suaves que sean los viajes, siempre el descanso es parte importante del disfrute. Para viajeros que como a mí les gusta tomar la calle, caminar entre la gente y de ser posible ir a zonas “no turísticas”, el viaje puede ser posiblemente más agotador de lo usual y con un exceso de realidad que a veces agobia, un hotel cómodo ayuda bastante al final de cada jornada, dormir bien es crucial para descansar tanto tu cuerpo como tu mente. Solo imaginen, visitar el centro de Varanssi (India) donde la superpoblación hace que el caos sea rutina, el ruido llega hasta el tuétano de tus huesos, el exceso de gente llega un punto en que te altera, olores que no conoces y no entiendes invaden tus sentidos, tu piel; imagina todo aquello y súmale que que luego de una jornada similar llegues a un hotel incómodo, sin facilidades para bañarte, donde se cuele el ruido… de seguro, al tercer día necesitaremos medicarnos.

Horarios

Es de suma importancia consultar los horarios de CheckIn y CheckOut, debemos tratar en lo posible de que se adapten a nuestros itinerarios, hay destinos en donde cargar con tus maletas a cuestas por motivo de una entrada tardía o una salida prematura no resulta sencillo, sin contar además que abre las posibilidades para que dejes alguna maleta en algún sitio por descuido o peor aún que algún amigo de lo ajeno haga de las suyas.

Zona / Ubicación

La ubicación es uno de los factores más importantes, pues va de la mano con la seguridad y la movilidad de tu viaje. Ubicaciones cercanas a una estación de metro, autobuses, terminales y aeropuertos siempre suelen ser muy útiles y en algunos casos ayudan considerablemente a reducir costos. Ubicaciones muy alejadas o a las afueras de las ciudades que visitemos, normalmente suelen ser todo lo contrario y por lo general tienen al ser menos seguras, esto sin mencionar además que complican la logística del traslado de equipaje (para aquellos que viajan con su vestir a cuestas).

Seguridad

Debe ser prioridad, un hotel debe ser seguro, pues será tu lugar de resguardo y el de tus cosas, de igual forma debe ser casi indispensable e insustituible disponer de una caja de seguridad para guardar documentos y cosas de valor, extraviarlos a cientos de kilómetros de casa y en donde posiblemente ni siquiera exista una embajada, puede hacer de tu viaje una mala experiencia. Si bien es cierto en algunos hoteles la “caja” tiene un costo adicional, es un mal necesario, nunca dejen de pagarla.

Estrellas

No son tan importantes, pero dan cierta idea de las comodidades que encontraremos, a partir de tres (3) estrellas los hoteles son básicamente lo mismo, la mayor diferencia está en servicios adicionales que prestan y el “nivel de lujo”, pero cuidado, el lujo no necesariamente va de la mano con el confort y la buena atención, en ocasiones hay hoteles que a pesar de tener menos, el servicio y el confort que brindan a sus huéspedes los hacen superar por mucho a hoteles teóricamente superiores.

Herramientas de ranking / Referencias

Atado al punto anterior, es preferible basar nuestra decisión en referencias de conocidos (con criterio) o acudir a sitios en internet con herramientas disponibles que permiten a los usuarios calificar a los hoteles, permitiéndonos tener una idea más clara por medio de cada una de sus experiencias.

Millas

Si eres viajero frecuente, acumulas millas o tienes algún plan que te permita disfrutar de beneficios, escoger un hotel que esté dentro de tus afiliados siempre es importante, pues disfrutarás de ciertos privilegios que te brindan las atenciones fuera del estándar, pero de este punto hablaremos en otro post.

¿Pertenece a una cadena?

Si bien es cierto que la teoría nos dice que los hoteles de una misma cadena mantienen un estándar, debemos tener cuidado con esto, estos estándares pueden cambiar de país a país, con lo cual no existe garantía que una cadena excelente en Sur América sea igual en Africa por ejemplo, muy importante siempre validar otras referencias.

Presupuesto

Por lo general es uno de los puntos de más peso, pero no dejes que tu bolsillo ponga en riesgo tu comodidad, tu logística o tu seguridad. Evalúa siempre con el mejor de los criterios y evita malas experiencias por ahorrar un par de dólares. Si tu tema es costo, reduce en otras cosas, pero en lo posible trata de no hacerlo con el hotel, al fin y  al cabo será tu casa por unos días.

Esta lista de consideraciones no es un ABC ni mucho menos, es lo que mi sentido común hoy día evalúa en base a mis experiencias (buenas y malas) y aunque nadie aprende con experiencia ajena, espero puedan servirles.

Por último, un consejo, si te encanta viajar y hay algún hotel que te da curiosidad pero está fuera de presupuesto, no dejes de visitarlo, hazlo al menos una noche y date la oportunidad de no quedarte con la duda, por una vez en el viaje date el permiso de vivir la experiencia y de sentirte un RockStar; siempre ten en cuenta que posiblemente no regreses a ese lugar o que si lo haces, lo hagas dentro de mucho tiempo.

Traten en lo posible de escoger un buen hotel y dedíquense a disfrutar de su viaje, de sus experiencias; no conviertan su estadía en una preocupación o un punto de tensión.

¡Feliz viaje y buen descanso!

 

Related Post

This entry was posted in Finanzas tus Ahorros. Bookmark the permalink.

Deja un comentario